Lunes, 27 Noviembre 2017 20:18

Manual del trabajador: actitud y vocación

Escrito por

Hace unos días, comentaba con una compañera, y sin embargo amiga, de trabajo que, entre una persona que sabe mucho y otra que sabe algo menos, pero tiene mejor actitud a lo largo de su jornada laboral, me quedaba con lo segundo. Es simple: para mí, la manera en cómo trates a quien tiene que hacer equipo contigo es, al menos, el 70% del éxito para la consecución de objetivos. También el cómo contestes al de a que tienes por encima, pero, sobre todo, al que tienes al lado.

Poco después, en una conversación privada con un jugador de la primera plantilla del Deportivo, intenté explicarle que mi trabajo, como el suyo, está expuesto a la opinión pública. Y que la manera sensata de actuar no es estallar contra el lector/espectador, al cual nos debemos, sino levantarse cada mañana con la intención de hacer un trabajo mejor que el del día anterior. Que si nos equivocamos, la solución no es echar la mierda al de al lado, sino asumir, pedir perdón e intentar que no vuelva a suceder.

Pero, sobre todo, intenté hacerle ver que ambos somos unos privilegiados por una razón muy simple: ambos nos dedicamos a lo que soñamos ser de niños, conseguimos culminar nuestra vocación. Él es futbolista profesional de un equipo de primera división que un día ganó la Liga y yo soy periodista en dos medios de referencia en sus sectores respectivos –el femenino y la crónica social-.

Creo que lo entendió, algo que le agradezco. Al final, aunque nos cabreemos cuando la caguen –yo fallo muchísimo todos los días y, creo, en el error está la mayor de las fuentes de aprendizaje-, al final acabamos yendo, una y otra vez, a alentarles desde la grada. Dicen que el corazón tiene razones que la razón desconoce…

Y no, no es ninguno de los dos que hoy han sido conato de noticia por el enésimo enganchón que hace que esto parezca más un circo que el club más grande de fútbol de Galicia. Quizá, en vez de mirar cada uno nuestro ombligo, debiéramos ser conscientes de que llevamos 12 raquíticos y ridículos puntos de 39 posibles. Que solo la tónica de los últimos años, que hay tres equipos que parecen estar empeñados en mantenernos con vida, hace que, a día de hoy, no estemos en puestos de descenso.

Me he referido a dos cualidades básicas del ADN de todo buen trabajador: la actitud y la vocación. Podríamos decir a Álex Bergantiños que diera unas lecciones en el vestuario… si no fuera porque, aun siendo ejemplo de lo que hay que ser, en verano decidimos hacerle las maletas y mandarle a Gijón.

PD: Amigo Álex, a veces me veo reflejada en ti. Con la diferencia de que mi paciencia, hace dos meses, tuvo el premio del reconocimiento en mi empresa.

Domingo, 26 Noviembre 2017 22:49

El Fabril sigue al rebufo del Fuenla

Escrito por

Con un 40% de liga jugado el Fabril está segundo, si señores, segundo detrás del Fuenlabrada que tras su única derrota ante el Fabril en la primera jornada, ha ganado todos los partidos excepto 4 que los ha empatado. Una temporada impresionante del Fuenlabrada, su estela es seguida por el Fabril, que a priori nadie contaba con ellos en esa posición a estas alturas. Han sido semanas turbias tras la destitución de Mel, el corrimiento de puestos de entrenadores ha dejado dudas desde el juvenil, pero parece que se empieza a estabilizar la mala organización de la temporada. El primer equipo ha cambiado su estilo, ganas e intensidad, los errores individuales están pasando factura, pero parece que poco a poco se va viendo la luz al final de túnel. El Fabril tras las semanas con Coméndez ha encontrado en Munúa un entrenador con carácter y con las ideas claras. Es pronto para decir esto, eso está claro, tres partidos no se puede juzgar a un entrenador ni para bien ni para mal, pero el cambio de mano se nota. Munúa tiene que seguir con el trabajo de Parralo, que le dejó el equipo masticado, poco tiene que mejorar la herencia que ha recibido, sólo seguir con la mísma fórmula. Parralo en el primer equipo por el contrario tiene que empezar de cero, enseñar a los porteros a parar, defensores a defender, ... etc. Arduo trabajo tiene el entrenador ex-fabrilista, ha heredado una casa de un enfermo con síndrome de diógenes. Empezar de 0, 4 puntos de 12, merecidos, para los deportivistas serían 12 no menos, la realidad del fútbol es la que es, nunca gana el que más se lo merece. También es cierto que el fútbol te devuelve lo que te quita, yo aún siguo esperando las del año pasado.

En cuanto al encuentro de este fin de semana mucho que decir, poco fútbol, mucha intensidad, demasiada tensión. Reparto de puntos entre los filiales de los principales clubs de Galicia. Uno está en la categoría por méritos própios, el otro está por méritos económicos. El Fabril subió tras hacer una gran temporada en tercera, el Celta B compró la plaza del desaparecido Ourense. A parte de esto la cantera celeste tiene un buen proyecto de captación de jóvenes, trata de formar jugadores para el primer equipo, algo obvio para una cantera, y tienen algo que para mi es lo más importante, confianza en ella, aunque sus canteranos no son los mejores de españa se confia en ellos para el primer equipo, no se les mira con lupa, quizás esto es lo único que podemos envidiar de su cantera. En este partido quedó claro que equipo es superior, una vez más el Fabril es el equipo a batir, el Celta B fue incapaz de crear peligro y tener ocasiones claras de marcar gol. Las dos únicas ocasiones claras fueron dos fallos en la salida de Francis, al más puro estilo Tyton. El equipo de Parralo fue muy superior en cuanto a juego y creación, faltó la suerte de cara al gol. Ismael Díaz y Uxío tuvieron oportunidades claras de marcar.

A parte de lo que fue el partido, comentar lo lamentable de la afición, no sólo por los insultos más que visibles al estar a centímetros de los jugadores en los saques de banda y de corner, sino por los sonidos racistas imitando a monos cuando Francis, el portero nigeriano del Fabril tocaba el balón. O será un sistema de comunicación entre celtarras?

A parte de la rivalidad y de los gustos de unos y otros lo primero es el respeto hacia la persona, estamos en 2017 y el racismo y la intolerancia no caben en nuestras vidas. Seguro que cuando veían jugar a Pape Cheikh o Madinda emitían los mismos sonidos.

El Fabril llega a la jornada 17º como segundo con 32 puntos a 5 del primero. el próximo fin de semana jugará contra otro equipo vigués, en esta ocasión el Rápido de Bouzas en Abegondo.

Forza Fabril!

@michaelj_RCD

Lunes, 06 Noviembre 2017 15:56

El miedo del espejismo

Escrito por

Quiero creer, pero me da miedo. Me ha venido tantas veces arriba y la ilusión ha ido perdiendo forma hasta desinflarse, como si fuera espuma... Porque lo que vi el sábado me gustó. Me gustó mucho. Lo del campo y lo de la grada. Pero, ¿y si estamos ante el enésimo espejismo, que alguno llama tomadura de pelo?

El Deportivo le jugó de tú a tú al Atlético de Madrid. Que sí, que ha tenido épocas mejores, pero que no deja de ser uno de los equipos punteros de la tabla. Ahí viene el primer miedo. A muchos de los nuestros les hemos visto hacer un sobreesfuerzo cuando delante tienen a cualquiera de los tres 'grandes'. Una actitud de coraje, que es lo que se viene pidiendo de manera reiterada en las últimas campañas, que se convierte en desidia cuando se enfrentan el Girona, Leganés o Getafe de turno.

Cristóbal Parralo acaba de llegar y, además de buenas sensaciones, se trajo los 3 puntos de Las Palmas. Bueno, también Pepe Mel ganó al Sporting, al Barça y empató con el Atleti. En el primer mes, nos veíamos pillando billete europeo. Al final, nos ha faltado montar una hoguera en María Pita para darle una despedida con los fuegos artificiales dignos de una recta final para abrirse las venas. Así que, aquí lo que me da miedo es que los que saltan de corto se hayan hecho con las riendas, hasta el punto, de decir cuándo sí y cuándo no les gusta el que les dirige desde la banda.

Hacía mucho –amén de olas de final de temporada- que no veía a Riazor disfrutar de esa manera. Deseoso de que la presión le llevase a un nuevo aplauso. De protestar con energía las decisiones del árbitro. E, incluso, de una vez finalizado el partido y habiendo perdido, quedarse a ovacionar al equipo coreando el nombre de un club que llevábamos mucho tiempo viendo arrastras.

Me da miedo, lo reconozco, que esto nos lleve a un estado de euforia prematuro. A modo. Con tranquilidad. Dejando al míster hacer y sin dejarse llevar por dos buenas sensaciones, que ya nos hemos llevado palos suficientes por lanzar las campanas del vuelo antes de tiempo.

Todos sabemos que el único punto negativo fue que, desde que Rubén se lesionó –y salvo un atisbo de brillantez de Francis en Eibar-, jugamos con uno menos. Todos y cada uno de los partidos. No hay portero… ni se le espera. No lo ha habido en las jornadas anteriores y, ante el tiro de Thomas, le faltó abrirse una bolsa de pipas mientras veía la bola entrar en la portería.

Y eso, dentro de esta amalgama de sensaciones contradictorias, es lo que más pavor me da: que lo del portero ‘de verdad’ se alargue y acabemos en una dulce agonía en la que aplaudamos el tesón de los 10 de campo, mientras el guardameta vuelve a convertir en espejismo lo que parecía un puntazo de oro.

Jueves, 02 Noviembre 2017 15:49

Un punto en pasarón ante un triste Pontevedra.

Escrito por

Tras el cambio de entrenador en el Fabril el equipo tan solo ha conseguido 2 puntos de 6 posibles, no se puede achacar a un bajón ni mucho menos. En el encuentro ante el Guijuelo la suerte que nos acompaña en otros encuentros no estuvo, quedó claro con el fallo garrafal de Pinchi ante el portero salmantino. Y ante el Pontevedra en Pasarón fue una mezcla entre mala suerte y un arbitraje casero de categoría regional.

El equipo no ha perdido intensidad ni el fútbol que tenía, Coméndez sigue con la fórmula de Parralo 1-4-2-3-1 con extremos muy abiertos que encaran y con dos laterales con mucho recorrido. Pinchi y Borja Galán se intercambian las posiciones y encaran hacia adentro cuando se forman contras. El trabajo en el mediocentro con la falta de Edu Expósito se nota, Bengoa no tiene la salida de balón de Edu aunque sí su visión de juego. La clave fundamental está siendo Romay, lleva la batuta del equipo en ataque, por él pasa todo el juego ofensivo.

El partido ante el Guijuelo fue el primero del dúo de entrenadores Coméndez-Manuel Pablo, en casa como fuera el equipo juega igual. El problema llega cuando hay desajustes en el medio del campo y el rival hace una contra, con los centrales muy adelantados cualquier error defensivo se puede pagar muy caro. En la anterior jornada los jugadores decidieron mal de cara al gol, trataban de hacer más la jugada individual que de hacer paredes y buscar un socio para marcar. La ansiedad por marcar hizo que el quipo sacara sólo un punto ante un débil Guijuelo. El equipo salmantino es uno de los menos goleados de la categoría y también el menos realizador, quedó claro tras verlos en acción.

Esta jornada por mitad de semana contra el Pontevedra dejó un sólo punto muy amargo. Amargo porque el Fabril mereciá la victoria de calle, el racanismo de Luisito en la segunda mitad no merecía ni llevarse el punto que llevó, un equipo sin presión y que no quería jugar al fútbol. En el partido destacó más el colegiado que los jugadores, un penalti riguroso de Francis a la media hora de juego permitió que los locales se adelantaran con gol de Añón, Francis tocó el balón y chocó contra el delantero. Cuatro minutos después Jardel empataba el encuentro tras una buena combinación. Al filo del descanso un mal despeje en mediocampo provoca una acción de ataque del Pontevedra que pilla a la defensa visitante descolocada para que otra vez Añón marque libre de marca y en posible fuera de juego. Ambos equipos se iban al descanso con 2-1 en el marcador, el Fabril sin saber como llevaba dos goles en contra, no siempre el que mejor juega gana. 

En la segunda mitad el equipo local, que yo pensaba que era un equipo con aspiraciones mayores que defenderse contra un rival recién ascendido, abandonó el fútbol, no había presión a la defensa deportivista, ni parecía que quisieran hacer alguna contra para matar el partido. Las ocasiones se sucedían para el fabril pero no habia suerte, ni Jardel, ni Galán, ni Pinchi eran capaces de batir a Edu Sousa, curiosamente en una jugada similar a la del penalti, pinchi es arrollado por un defensor local que toca levemente la pelota pero derriba al jugador blanquiazul, de esta vez el árbitro no tuvo valor o la facilidad de pitarlo. El Pontevedra no hacía más que perder el tiempo desde el inicio de la segunda mitad, hacían faltas de tarjeta amarilla que quedaron sin sancionar, vamos al más puro estilo "El Palo", Coméndez se equivocó con el cambio, sustituyó a Romay por Uxío para cambiar el esquema y jugar con 2 puntas, sacrificó al mejor jugador del partido. Metió a Uxío para que luchara contra la poblada defensa de 5 de Luisito. Con las pérdidas de tiempo el árbitro decidió tan solo añadir 4 minutos, cuando si fueran 6 serían justos. Pero al final se hizo algo de justicia cuando Pinchi remata un pase de la muerte de Ismael Díaz. Curiosa la jugada ya que si no llega a marcar sería por el penalti que le estaban haciendo y que seguro que el señor colegiado no tenía pensado pitar.

Un arbitraje casero de ligas amateurs priva al Fabril de seguir lider, con la remontada del Fuenlabrada, el Fabirl cae al segundo puesto. El próximo partido será el domingo 5 a las 12 en Abegondo contra la gimnastica segoviana. Esperemos que el equipo de Coméndez vuelva a la senda de la victoria ante el 19º clasificado.

El Fabril es el 4º mejor equipo de toda la 2B, sólo superado por el citado Fuenlabrada, el Mallorca y Mirandés.

Tras ver que el Fabril se ha enfrentado un rival con más aspiraciones en la temporada y ver que se encerró en su área como si estuviera jugando contra el Barça, me parece que me puedo arriesgar en decir que veo al Fabril como favorito a jugar la fase de ascenso o quedar entre los 6 primeros. Las próximas 5 jornadas serán fundamentales para ver si este es el objetivo real, tras la gimnastica toca el Adarve, Atlético B, Celta B y Rápido de Bouzas.

Forza Fabril!

Artículo de @michaelj_RCD

Lunes, 30 Octubre 2017 14:42

Victimismo y palabrería barata

Escrito por

Hay muchas veces que es preferible callar a decir una obviedad o algo que, o no se cree o uno no va a poder demostrar. Esta es una lección que debería aprenderse en un vestuario en el que, a final de temporada, el Consejo de Administración dijo que iba a haber una limpia considerable y en el que a mí me sigue sobrando lastre y sinsagres.

Durante las últimas tres campañas -o cuatro o cinco... a mí se me está haciendo larguísimo- nuestros ¿jugadores? han salido a rueda de prensa a decir que están a muerte con el míster. Que son una piña. Que se van a vaciar en un próximo partido que se convierte en el siguiente y, después, en el de más allá. Que la afición tiene que estar con ellos. Stop. Aquí es donde me pregunto: ¿y quién está con nosotros? Es lo de siempre: no se pide golear al Madrid, se pide un poquito de compromiso y de actitud. Un poquito solo, que tampoco somos exigentes de carallo.

La gota que colmó el vaso de mi paciencia fue escuchar a Juanfran decir que, tras la expulsión en el partido de Copa contra Las Palmas, Mateu Lahoz le había "jodido la vida". Que había sido el "peor día de su vida". Me alegro mucho, amigo, porque significa que no tienes grandes dificultades en tu día a día. Lágrimas y victimismo. Y no sé los demás, pero yo ya me he tragado muchas.

Ahora, el Comité de Árbitros ha denunciado a Juanfran por aquellas declaraciones y estudiarán si le abren o no expediente disciplinario. Y es cierto que, parece, siempre miran hacia el mismo lado, pero no menos que, hay que saber medirse. Al fin y al cabo, el saber comportarse debería ir en uno de los apartados del contrato. Lo mismo para saber qué se puede y qué no decir, que para medir los viajes de ocio cuando uno asegura estar lesionado.

Esto del fútbol, sobre todo si eres de los equipos de abajo en la tabla -ya se nos había calentado la boca y la cabeza con el oasis de la UEFA, ¿eh?- va de jugar en equipo, no de ponerse cuatro vídeos en YouTube para ver los 'highlights' del fichaje de turno.

El pasado lunes no tuve ni curiosidad por encender la tele. El jueves, después de 20 minutos consideré que leer el libro que acaba de publicar mi tía era mucho más provechoso. A seis horas de que empiece el partido de Liga contra Las Palmas, aun no he tomado la decisión de si verles penar o no por el verde del estadio de Gran Canaria.

Dice el médico, después de haberme sufrido un susto hace una semana, que debo de cuidarme. Ellos piden que no les abandonemos, pero incluso mi salud parece estar harta de los ‘fala barato’.

 

 

Llegaba otro fin de semana lleno de iluiones para los deportivistas, el Fabril jugándose el liderato y el primer equipo jugando una "final" contra un rival directo. El Fabri visitaba el difícil campo del Navalcarnero, donde ya nos habían ganado en la fase de ascenso en 2016, y el Depor jugaba en casa contra un recién ascendido que llevaba 6 jornadas sin ganar.

Todo hacía paracer que el Fabril acabaría su racha, las numerosas bajas, Francis, Fornos, One, Caballo, Bicho, Borja Galán, y tener en frente a un equipo muy duro, al que poco le gusta el fútbol y mucho el juego sucio típico que daña la imagen de la categoría. Así el Fabril se presentó al encuentro con muchas incógnitas, estaba claro, iba a ser un partido difícil, y así lo fue. Un gol de penalti al cuarto de hora hacía que los nervios entraran en el cuerpo a los jugadores del equipo, que estaban imprecisos y sin el desparajo habitual. Eso si, todo esto sin perder su identidad, pese a las bajas, el estilo de juego era el mismo, aprovechando el juego de Uxío y Romay. El comienzo del segundo tiempo hacía pensar que no se iba a dar remontado el encuentro, el rival salió a morder, con intensidad y ganas de sentenciar el encuentro. Hasta que llegó el gol de Ismael Díaz que abriría la lata, un gol tras jugada colectiva, haría que las ganas de llevarse el partido aumentaran, el nerviosismo local, que reclamaba cada acción del partido al colegiado. Los marrulleros del Navalcarnero querían ganar el partido, sí, pero sin fútbol. Sólo hubo un equipo que quiso ganar el partido como debe de ser, por méritos propios y con fútbol, y fue el que se llevó los 3 puntos. El retorno de Jardel sustituyendo a Romay en la segunda mitad, fue insuperable, gol en el minuto 93' que hacía estallar al equipo local y a la afición, ya que según ellos, no se puede ganar un partido contra 11 y el árbitro. Curioso comentario considerando que su único gol fue de penalti inexistente. 

De esta forma el fin de semana empezaba fenomenal futbolísticamente hablando, el Fabril ganando por séptima jornada consecutiva, 25 puntos de 30 posibles. Todo hacía pensar que sería un fin de semana redondo con la victoria del Depor contra el Girona, pero como no, volviendo a las andadas perdimos en casa contra un rival directo, ya no perder, es el reforzar a un rival, y lo peor de todo para mi, el hecho de que un sector de la grada pitara al portero local. Ya no sé que pensar, pero lo que veo es que tenemos lo que nos merecemos, apenas damos oportunidades, y cuando las damos exigimos más al de casa que al de fuera. Es así, aquí es así. Después nos quejaremos cuando Rober se vaya, Pinchi...etc pero era porque no valían para el Depor. No he oido pitos a Pantilimon, ni a Tyton, ni a Rubén y si a Francis, así nos va.

El martes nos levantamos fastidiados tras el partido del lunes, el sentimiento de decepción era más que notable, ya no quiero pensar en lo que pensaba la gente que se metió un lunes laborable 500 km entre pecho y espalda para ver el bochorno de ayer. Atacábamos como lobos a intentar empatar un partido en casa ante el Girona, y sin frutos. Pena que no declarasen la independencia el sábado, quizás hubiéramos ganado el partido por incoparecencia del rival o por no tenerlo. 

Pero el martes no acabó así, se arregló en el plano anímico al saber a media tarde que Pepe Mel no seguiría, un alívio. Lo siguiente es que Parralo dirigiría el primer equipo mientras no se tomaba otra decisión, ahí empezó parte de la alegría y parte de tristeza. Parralo se merece promocionar, lo bien que lo ha hecho estos dos años ha tenido sus frutos, una oportunidad. En principio será el entrenador hasta final de temporada, considerando que el tope salarial está agotado y más aún pagando el finiquito a Mel. Mucha gente decía que Parralo quería estar en el Fabril y formar jugadores, obviamente una oportunidad así de entrenar en primera no lo tienes a diario en tu carrera, me parecería un error por su parte si no lo intentara.

Como Deportivista me alegro que un hombre de la casa, que ha chupado la tercera división y la segunda B, que ha sido un profesional en todo momento, tenga la oportunidad de dirigir a los profesionales y demostrar su valía. Si consigue hacer del depor la mitad de lo que hizo con el Fabril triunfará y dejará huella.

Como Fabrilista lo veo como un jarro de agua fría, el entrenador está claro que es el responsable de que el equipo esté como esté, para bien y para mal. Se lleva a Manjarín como segundo y queda Manuel Pablo y Rubén Coméndez del juvenil A, lo normal es que sigan haciendo lo mismo que hacía Parralo, pero no será igual.

El Fabril está para surtir al primer equipo, y más cuando no se hacen bien las cosas en verano, no fichar un portero, el exceso de jugadores, un entrenador que no se lleva bien con el director técnico. Menos mal que el Fabril ascendió a segunda b, no quiero pensar que pasaría si siguiera en tercera.

Ahora que veo la decisión del club en cuanto al entrenador, quizás hubiera sido mejor haber empatado contra el Getafe, así hubieramos ganado casi un mes de preparación y posiblemente 5 puntos más.

Forza Depor! Forza Fabril!

Miércoles, 18 Octubre 2017 08:32

Cacheo excesivo en Ipurua

Escrito por

Yo..............., socia de la peña deportivista Verín Pablo Amo, quiero dar a conocer y detallar los hechos sucedidos el pasado 15 de octubre en la visita al campo de la SD Eibar (Ipurua).

Media hora antes del comienzo del partido, me acerqué a la puerta número 6, pues en mi entrada comprada en las taquillas de Riazor previa, presentación de mi DNI, me indicaba que era la puerta por la que accedía la afición visitante. Cuando llegué me encontré con varios guardias de seguridad privada que me solicitaban la entrada y me mandaban esperar para pasar el control de DNI, mientras varios ertxainas nos miraban como si fueramos delincuentes. Mientras mis compañeros iban avanzando, yo estuve varios minutos siendo cacheada. La guardia de seguridad me decía que no me asustara, que era el procedimiento normal, mientras se me mandaba abrir mi bolso, todos sus bolsillos e, incluso, la billetera para comprobar que no llevaba nada dentro.

A continuación, empezó el cacheo físico, donde, aparte de exsminarme de arriba a abajo por fuera de la ropa, como en otras ocasiones se suele hacer, la agente de seguridad comenzó a meter las manos por dentro de la camiseta, continuando por dentro del pantalón hasta la zona de la ingle. Todo esto, sin saber muy bien el porqué de dicho cacheo cuando, en ningún momento, protesté por presentar toda la documentación y facilitarle todos los enseres personales que me requerían. Llegado a este punto, con la situación tan rara y violenta que estaba viviendo y con la mano de la agente en mi ingle, mis palabras hacia ella fueron:
-¿Qué pretendes encontrar ahí dentro? 

En ese preciso momento, se me mandó avanzar para la presentación del DNI y poder, por fin, entrar a ver el partido.

Yo no entiendo de procedimientos de seguridad, pero si puedo decir que de todas mis visitas a cualquier campo de fútbol, tanto de forma visitante como local, jamás había pasado por semejante cacheo que, a mi manera de ver, a fue excesivo, desmesurado, violento e, incluso, vejatorio, pues creo que para saber si alguien lleva algo encima no es necesario meter la mano por dentro del pantalón ni la ropa interior. 

Mi sorpresa aun fue mayor cuando me di cuenta de que, el mismo cacheo excesivo y vejatorio al que había sido sometida yo, era repetido una y otra vez con buena parte de las mujeres que pasaban los tornos. Creo que cualquier persona con un poco de dignidad no merece que, desde el primer segundo en el que te presentas en un torno para ir a ver un partido de fútbol, te hagan sentir como una criminal.

Solo espero que, con este escrito y el de muchas más peñistas que sufrieron lo mismo que yo ese día, se pueda  hacer algo para poder evitar que, a cualquier otra persona, le suceda lo mismo en un campo de fútbol donde tan solo vas para disfrutar de tu pasión hacia tu equipo y el deporte, no para ser vejada y violentada.

 

Lunes, 16 Octubre 2017 06:38

Los delincuentes no están en las gradas

Escrito por

Hace poco más de un año, convencí a mi marido para hacer un viaje de diez días recorriendo Galicia. Quería demostrarle que, más allá del fútbol, se podía ir y descubrir rincones alucinantes. Quería enseñarle qué es lo que me había fascinado la primera vez que mis padres me llevaron allí. La hospitalidad de su gente, la riqueza de su gastronomía y la belleza de sus paisajes.

Quería que aprendiera a querer una tierra que siempre ha sido el bálsamo donde arreglar el desorden de mi cabeza, el lugar perfecto para evadirme de las presiones del día a día y el sitio donde buscar los abrazos de consuelo.

Fuimos a Ourense, a Verín, Monterrei y bebimos de la fuente natural de Cabreiroá. A Lugo, Celeiro, Viveiro y disfrutamos de la reserva de la biosfera de Cospeito. Recorrimos el Concello de Cedeira para vivir la magia que se experimenta hasta llegar a San Andrés de Teixido. Nos sentamos en el banco de Loiba y comimos frente al mar en el Porto de Redes. Alucinamos con A Costa da Morte en Muxía y con la paz de Fisterra o del Cabo de San Adriá. Pasamos por Camariñas, Camelle, Padrón, Betanzos, Pontedeume… Dejamos las Rías Baixas para otra ocasión, porque ‘non dabamos feito’ para abarcar la grandeza natural de Galicia.

Y creo, conseguí que me entendiera.

Por eso esta noche he dormido con un ojo en la almohada y el otro en la pantalla del móvil. Recibiendo imágenes del horror de cómo avanzaba el fuego por sus montes y sus pueblos. Leyendo en medio del duermevela los mensajes de gente a la que quiero más que a muchos miembros de mi familia y que estaban jodidos de dolor porque el monstruo pasaba al lado de sus casas y sus tierras.

Ha querido la casualidad, que en días como el de ayer deberían llamar mierda, que todo esto sucediera horas después de que a la afición del Deportivo se la tratara como una banda organizada de delincuentes, con cacheos humillantes, a las puertas del estadio de Ipurúa. No señores, me niego. Los delincuentes no están en las gradas. Los delincuentes son los que permiten una ley de recalificación de los terrenos quemados. Los que permiten que con algo tan fácil de adquirir como un bidón de gasolina, destruyan lo que muchos amamos. Los que toleran esta clase de terrorismo. Sí, señores, esto es un terrorismo bestial que puede no abrir el informativo de la BBC o de la CNN, pero que mata y nos hace morir de pena.

Hoy puedo compartirlo o no, pero llego a entender que algunos quieran marcharse de esta farsa. Porque algunos medios han sacado de la tumba a Unamuno para decir que les duele España. A mí hoy lo que me duele, en lo más profundo de mi alma, es Galicia. 

Domingo, 15 Octubre 2017 20:43

Fabrilismo de ocasión

Escrito por

Sexta victoria consecutiva del Fabril, pese a las bajas el equipo de Parralo estuvo a la altura y superó al equipo toledano al final del encuentro.

El equipo de Parralo se presentaba al encuentro con numerosas bajas, entre ellas un pilar fundamental Edu Expósito, el medio catalán ya fue de turismo a Barcelona contra el Espanyol y esta semana fue a Eibar a tomarse unos pintxos. Comprenderé la convocatoria de un jugador del Fabril cuando el entrenador deposite confianza en él para jugar. Entiendo que lleve a Francis y que lo ponga, pese a las posibles consecuencias, obviamente yo no arriesgaría a cortarle la progresión a un jugador tan prometedor como Francis, pero el jefe es el jefe, si lo hace bien se pone unas medallas y si lo hace mal Francis pagará las consecuencias, además si prefiere tener de morros a un polaco de 1,93 m y un rumano 2,02 m el verá. Pero convocar a un partido fuera de casa a un jugador con el que no cuentas me parece un error. El primer equipo juega con tres mediocentros, uno fuera de sitio ya que el dibujo en el campo hace falta que juegue en banda, entonces Mel razona: le quito un pulmón al Fabril para llevarmelo a Eibar, pongo a Valverde en una posición en la que está más perdido que un pingüino en el desierto y dejo en el banquillo 90' a Edu así aprende una gran lección, lo que no debe hacer en el campo viendo a Guilherme en directo. El razonamiento de un servidor sería, lo llevo y lo pongo titular con Valverde en su posición y que los Guilherme y Borges se den por aludidos y se pongan las pilas, igual que se sienten Tyton y Pantilimon con la titularidad de Francis. Es fácil opinar tras el partido, pero Edu no tiene culpa de los despropósitos del medio del campo del primer equipo. Una dupla Valverde Edu Expósito puede ser interesante de ver, porque los problemas del medio del campo siguen existiendo, seguimos saliendo mal, creando mal, independientemente del resultado, no os engañéis.

El despropósito de la portería, 6 porteros en los últimos 10 partidos de liga, son fruto de una mala planificación, y lo digo porque durante meses he discutido y defendido el papel de Barral en la confección de la plantilla, pero visto lo visto, error por error, no es normal que en las tres últimas temporadas hayan pasado 9 porteros profesionales, y a día de hoy no tienes uno de garantías. Menos mal que tenemos a Francis y Cobo que no tienen miedo de salir de debajo de los palos, hay cosas que no se aprenden en primera, se aprenden en patatales de 3A y 2B.

De vuelta al partido al Fabril, un equipo recién ascendido a 2B que se presentaba ante el Talavera de la Reina, también recién ascendido, con las bajas de los citados Edu y Francis, había que sumarle la de Fornos, Bicho, Romay, Caballo y Luis Fernández, cierto decir que de las bajas Edu y Romay son las más sensibles. Un partido muy igualado con mucha intensidad las bajas se notaron durante el partido, Bengoa no es Romay, normal tampoco ha jugado lo suficiente para tener la compenetración de Romay, más se notó el marcaje a Uxío, el trabajo defensivo del Talavera fue muy bueno, secando a Borja Galán y a Pinchi. Partido con pocas ocasiones claras, todo parecía indicar que habría pocos goles, o alguna jugada individual o a balón parado. Un partido muy táctico para ser 2B.

La clave del encuentro además de los cambios, fue el bajón del Talavera y la confianza de los nuestros lo que decantó el encuentro. Cuando el partido se veía más cuesta abajo, tras la lesión de One, el Fabril no dejó de creer, Ismael Díaz que entró en la segunda parte sustituyendo a Borja Galán, cambió de banda con Pinchi y Parralo les dio liberdad de movimiento ante el marcaje individual de Uxío, que hace un trabajo tremendo con y sin balón. Hasta el minuto 77' no llegaría el primer gol, asistencia de Ismael Díaz para Lucas Viña que no le temblaron las piernas para marcar ante Machuca. Sólo 3 minutos después otra asistencia de Ismael Díaz a Pinchi para que éste de tiro cruzado marcara el 2-0. El tercer gol llegaría en el minuto 90' obra de Queijero tras pase de Ortuño. 

A pesar de lo abultado del resultado que nadie se engañe, el Talavera ha sido un digno rival, que si no fuera por la inercia del Fabril y la confianza hoy se hubiera llevado el empate y nadie protestaría.

Tras 9 jornadas el Fabril sigue líder por tercera jornada consecutiva con 22 puntos, seguido por el Fuenlabrada con 20 tras ganar 2-0 al Celta B.

Me alegro de que el primer equipo se surta del Fabril, para eso está, pero no en la jornada 8, indica que en verano las cosas se hicieron mal, muy mal en mi opinión. Nos obsesionamos con Lucas y nos olvidamos de la portería, pusimos un parche el último día de jornada y lo solucionamos con un jugador que hasta junio jugaba en el juvenil. A ver si era mejor traer la opción B y traer un portero de de nivel. Traemos a Bakkali cedido porque Pinchi, Borja Galán no valen, y ponemos por la izquierda a un mediocentro de 18 años que el año pasado jugaba en 2B, o Bruno que le quedó el fútbol en Ucrania, o Borja Valle que dudan de él gran parte de la afición. Lo bien que se planificó el Fabril y lo mal que se hizo el primer equipo. Tendrá que ver la falta de feeling de Mel y Barral? Lo bien que se hace en lo económico y lo mal que se hace en lo deportivo. 

En mi opinión soy muy pro chavales jóvenes, pero con cabeza, yo pedía a Pinchi cuando estaba Marlos, es fácil hacer esta valoración ahora, pero es así, jugar por nombre o CV deja claro la razón por la que estamos donde estamos. Estoy cansado de la mentira de todos los veranos, "vamos a contar con la cantera, habrá 20 fichas profesionales el resto el Fabril", el 1 de septiembre: 25 jugadores profesionales, y ahora dónde metemos a los de la cantera? Para el año un cupo mínimo de canteranos? Cuando lo vea lo creeré. La respuesta de muchos, si los entrenadores no los suben es que no les ven nada, bueno esto se decía hasta hace un par de semanas, ahora con el Fabril siendo un rodillo en 2B parece que se cambia el discurso. Y ojo, en cuanto Sidnei se naiconalice (un año de estos) Ismael Díaz seguramente juegue con el primer equipo, para eso vino, además de para jugar el Mundial.

El Fabrilismo de ocasión nació a raiz de lo mal del equipo de Mel y de lo bueno del de Parralo, los que el año pasado no valían ahora valen, del 30 de junio al 30 de septiembre los jugadores de 3A ya valen para primera, un milagro. El Fabril siempre estuvo ahí, y ahy que estar en las buenas y las malas. Y las malas vendrán, porque quedan 29 jornadas y el que va último tiene de objetivo ascender y el que va primero el de no descender. Ellos que sigan así y el año que viene el cupo a lo mejor es del 50% de canteranos.

Forza Fabril! e Panciencia co Depor!

@michaeljottta

 

joomla компоненты

/